13 feb. 2011

Disfruten del 13 de Febrero, San Anti-Valentín.

Hoy debemos abandonar el tono alegre y desenfadado para, sintiéndolo mucho (o tampoco tanto) hablar de mañana, de hoy y de pasado mañana. Pero como mis jefes chinos no me dejan decir todo lo que pienso acerca del tema, me veo obligado a publicitar algunos artículos para la “fiesta del amor” de mañana:
       ·         Set de Moldes de Corazón:
o       ¿No sabes qué regalarle a tu pareja, pero Valentín obliga a que tenga forma de corazón? (Bueno, no la del corazón de verdad, sino la de ese signo inspirado en un culo… ya saben).
o       ¿Quiere hacer una cena romántica y no tiene ni idea de cómo colocar un puré de patatas con esta forma? ¿Los huevos fritos siguen con su forma azarosa y quieres enamorar a tu pareja con esto?
o       Ahora podrás dar forma de corazón a todo lo que quieras gracias al Set de Moldes. Disponible en todos los tamaños imaginados, podrá dotar de esta forma tanto a un tocino de cielo como a un cojín de tamaño “tómboladeferia”.
o       Así podrá decorar su nidito de amor con tantas figuras de corazón como moscas hay en el mostrador de una carnicería de Pekín.
·        Spray Cupidicida
o       ¿Le molestan los bichitos que vuelan y pican? Se acabaron los insectos, niños o paquidermos voladores que transmiten enfermedades con sus picaduras y que aletean molestamente.
o       El Spray Cupidicida contiene un principio activo que es el encargado de disolver tanto cursilerío, pastelosismo y empalagosamiento, haciendo que el niño con el arquito se diluya cual azucarillo en un café solo (y amargo). Así que absténganse de utilizarlo todo aquel que trabaje en confitería/pastelería/kiosco/industria del mantecado.
·        Carta de Anti-Amor:
o       ¿Quieres ser original y dejar el romanticismo, el sufrir a posta y el mantener una felicidad ficticia mientras dura, para llorar después?
o       Obtén tu Carta de Anti-Amor y envíala a toda la gente que quieras. Sé sincero, no digas a nadie que le quieres, en el fondo sabes que es mentira, que lo dices sólo para ver cómo la otra persona sonríe, por tranquilizaros.
o       Esto va aparte, así que si quiere leer una, aunque sea para escribir la suya propia, pinche en el enlace y descárguese el archivo (sentimos la espera, no se me ha ocurrido otra manera de compartirlo)
El spray junto con el set de moldes cuestan muchísimo menos que lo hará su divorcio. Si los quiere, llame al 6813213455 y antes de que pongan una película romántica irreal en la que el amor supera a la oposición familiar, cuestiones sociales, el hambre de los protagonistas, el frío que hace al lado del puente en el que viven y sin recibir asistencia médica el niño que nace fruto del “amor” todos sobreviven, milagrosamente le sale un trabajo de directiva ejecutiva a la mujer y acaban todos felices queriéndose como en las películas, un exparado que se ha tenido que disfrazar de Cupido para promocionar un Sex Shop llamará a su puerta con nuestros productos y la factura. Si conoce a alguien que pueda necesitar alguno de estos artículos, no dude en hacer publicidad.
El martes a eso de la hora en la que rompa una pareja por culpa de unos celos absurdos o por no poner una quinta “S” al despedirse con un “tq bssss, les ofreceremos las novedades que nos vayan llegando desde China, recordando que, a quien no le gusten nuestros artículos, siempre tiene la opción no comprarlos.
El exparado que se ha tenido que disfrazar de Cupido para promocionar un Sex Shop no devuelve cambio. La garantía de nuestros productos dura lo que tarda en olvidarse la 109ª vez que se usa un “Te quiero”. No nos denuncie ante APCAHDDIH (Asociación de Personas que Creen en el Amor, el Horóscopo, Dios y Demás Inventos del Hombre) les diremos que también los realities, las novelas, el odio, los vuelos baratos y los milagros adelgazantes de SpecialK son tan artificiales como su fe. Que nadie se enfade más de lo preciso, si me conocen, se nota cuando va en broma y cuando con un poco de mala idea/leche/follá, pero me tomo diariamente el Educaciolgrim y a mí, me funciona.

3 comentarios:

  1. No podía evitarlo...
    Primero para darte la enésima enhorabuena por eso que te separa las orejas y que te va a llevar (sin mi TT) a Pamplona para que me traigas un pañuelito de San Fermín. Felicidades ''hasha''.
    Y segundo porque tenía que responder una carta que se que en una pequeña parte va a dirigida a mi cervatilla XD.
    Así que, después de tomarme mi dosis diaria de Educaciolgrim, escribí:
    Apreciado muñeco de nieve gaditano:

    Tras la lectura de tu carta antiamor, no tuve otro remedio que reflexionar de la forma más objetiva que pude sobre la cervatilla, el cazador y el egoísmo. La conclusión a la que llegué no es muy alentadora y ahora me grita en el oído cada noche, recordándome que soy el culpable de ser mi propio protagonista. Y es que al fin y al cabo, la meta de todo ser humano es encontrar una pareja perfecta, con un trabajo ideal en un lugar paradisíaco. Aunque sea inconscientemente, todos, sin excepción, somos egoístas.

    Sin embargo, aún resuenan en mi cerebro las palabras ''felicidad distinta y sincera''. Creo que tu razonamiento queda cojo justo ahí. La felicidad es un estado de ánimo que viene dado por sentimientos. Aunque tú niegas que el amor exista, lo que te llevaría a negar la existencia de cualquier sentimiento como tal. Es decir, si los sentimientos por ser un conjunto de condiciones y cualidades que han de darse a la vez, dejan de ser lo que son, nos quedamos vacíos. Y por ende, imposibilitados para lograr dicha felicidad.

    Aunque, en tu misiva, creo leer una crítica al amor como se conoce hoy en día. A Cupido, el 14 de Febrero y los regalos en forma de signo inspirado en un culo. Comparto esa crítica por completo. Pero si pretendías argumentar que no existe el amor, te has quedado a la orilla.

    Ese amor contemporáneo del que reniegas es de la misma familia que la felicidad prometida por la marca de bebida refrescante que le hace la competencia a Pepsi. Y aunque bajo ese 'enchochamiento' disfrazado de amor exista una ínfima parte de amor puro y real (no en el caso del amor comercial, si en otros casos en peligro de extinción) su pilar sería el proipo egoísmo. Y es que, bajo cualquier sentimiento reside la búsqueda propia y eterna de la felicidad. Aún así prefiero creer en el amor, o si lo prefieres 'querer creer', ya que es el único sentimiento que, aparte de contar con actor protagonista, beneficia a algún que otro actor secundario.

    Paz y saludos a tu gente.
    Un abrazo enorme. El niño huevo.

    ResponderEliminar
  2. sigues con tu teoria ¬¬...
    kuando kmbiarás de idea??

    =D 1bz

    ResponderEliminar
  3. Querido "niño huevo" (curioso nombre, es como si Supermán se hiciera llamar niño criptonita o una hormiga "niña pisotón"), mi argumentación no está coja porque, aunque ahora haya sido exclusivamente contra el amor y la cursilería, no creo en ningún tipo de sentimiento, de ahí que pueda utilizar al miedo o al odio como ejemplos más claros de reacciones sensatas y racionales. Y ya puestos, los sentimientos no son la base de la felicidad, pues esta no es más que el tener ciertos aspectos bien cubiertos (salud, tiempo libre, afecto, por qué no...) y es posible cubrirlos sin amar y más facil diría yo sin hacerlo porque considerar que no existe el amor supone hacerlo también con el odio y el miedo, y por tanto más sencillo alcanzar esta meta. Aunque por supuesto, cada uno que haga lo que quiera y si para ser feliz quiere regalar un culo rojo el 14/2, que lo haga, pero que sea porque ha elegido ese camino para llegar a la felicidad, le estaré esperando allí.
    Y a Marta, sí, claro que sigo, y cambiaré de idea cuando convenza a todo el mundo de esta, entonces me aburriré y me retractaré de lo anterior... o no.

    ResponderEliminar