31 dic. 2011

3x09 Que les sea leve el 2012


Suerte que el ser humano, y aún menos el ser humano andaluz, no es nada supersticioso, si fuera de otra manera tendríamos que hacer tantos rituales esta noche que los cotillones no se llenarían hasta bien entrado el mes de febrero.
Hemos pasado de acabar con un excedente de uva a tomar las doce uvas de la suerte con virutas de oro que representan a cada mes del año que entra, así, como suena, sin desnaturalizar las cosas ni nada. Lo de la ropa interior roja es una falta de gusto tan grande que ha dado pie a que los jugadores de la selección (masculina) absoluta de fútbol de España canten un estupendo villancico.
Puede que los mayas no supieran el motivo, pero ver a Paquirrín dando las campanada suena a sinónimo de fin del mundo. Y que exista la posibilidad de que millones de abuelas en España lo vean en lugar de la Primera tampoco parece esperanzador. Vaya cuadro... ni Munch en “sus días del mes”.
Parece mentira que ya acabe el 2011, y que inexplicablemente haya sido un año tan malo como el resto, con la de gente que recuerdo que me deseó que tuviera un feliz año. Tomen nota, no vale para nada los deseos. Esos buenas intenciones deben demostrarse el día 6. O invitando a una copa cualquier día del año, no es cuestión de hacer ascos a nada gratis.
La plaza del Sol estará llena esta noche de no-indignados con gorros de fiesta, platos de lentejas como cena y falta de vergüenza ante una cámara. Pues ala, disfruten bien de lo que será la única concentración en la plaza del Sol que no recibirán multas, quejas ni palos en mucho tiempo. Y los comerciantes no se quejan de los que cogieron sitio en el 29 y llevan tomándose las uvas en los ensayos desde entonces. Con gominolas y eso, por hacer la gracia...
Pero sin ninguna duda lo más importante de hoy son las fiestas. Esos fantásticos cotillones donde todos los tíos, y sin ninguna explicación más que los demasiados brindis de champán antes de salir, tienen la esperanza de pillar. Más valdría que no salieran con bufandas, chaquetas ni trajes siquiera, para que al menos pillasen una pulmonía. Que no es poco.
Y si lo que prefieren es quedarse con su familia o quedarse en casa (o es su única opción), piensen que hoy sólo hay congas descontroladas que lo mismo te atropellan y luego se dan a la fuga. Un peligro. Una locura.

Ana Ramos

30 dic. 2011

3x08 Nos falta la nariz de payasos.

Uno de los peores efectos que el cambio climático tienen en nuestra vida corriente es que ahora tenemos que gastar más en decoración navideña para sentir que celebramos estas fiestas. Antes al menos la nieve hacía parte del trabajo sucio: colgaba guirnaldas, provocaba “accidentes”...
Me pregunto porqué con la alegría que dan los cascabeles, los gorritos de Papá Noel y los absurdos complementos de la bolsa de cotillón no lo extendemos al resto del año. Y ya si agregamos la serpentina, el confeti y los farolillos, nos valdría esa misma decoración para ferias y carnavales.
Quizá sea esa la forma de mantener contenta a la gente durante todo el año. Contenta y ridícula, pero contenta.
De hecho, Rajoy aconsejó hoy a Soraya Sáenz de Santamaría que expusiera también esta medida para reactivar la economía y que así la tijera que finalmente llevaba pareciera una herramienta para recortar muñecos de papel y no los presupuestos. De Guindos tropezó en el Consejo de Ministros y ahí nuestro jefe del Ejecutivo tuvo que salir para reírse a gusto. Si es que es un cachondo.
Otras cosas que nos anima de manera especial son los árboles de Navidad. Eso, los aumentos de sueldo, ligar, y el éxtasis, pero siendo realistas y legales, únicamente aspiramos a decorar con bolas de los chinos, que no chinas, un árbol de plástico. Más trabajosoado es el belén, afición que derivaría en la actual construcción de maquetas de castillos para el Warhammer, y que posiblemente recupere su prestigio dado que será el único lugar donde puedan tener trabajo los estudiantes de arquitectura. Esto también nos hace pensar en la pésima calidad de la programación de la televisión en España.
Como nuestros Aytos siempre escuchan a los comerciantes, para incitar al consumo irresponsable y con la esperanza de que les caiga algo por Reyes, contratan servicios de alumbrados navideños aunque no haya ningún tipo de luz en su despacho. Aún nadie ha tenido las suficientes luces, y es que hacen falta muchas, pero colocando las que sobran del belén por algunas farolas se habría solucionado el problema. Y si no, que coloquen por el pueblo trajes de lentejuelas de esos que algunas señoras rellenitas se empeñan en llevar el 31, quitándole protagonismo a la bola de la discoteca. Más ecológico, barato y hortera no puede ser, así que habremos conseguido mejorarlo.

Santiago Ñ. Ñíguez

29 dic. 2011

3x07 Tu doble cara me resulta familiar.


Como odio esas fantásticas reuniones familiares. Si algo de verdad es bonito es poder sentarte con tus tíos, primos, sobrinos y cuñados y echar una partida a las cartas, al bingo, al Trivial o a la ruleta rusa.
En las familias decentes, la tradición de reunirse para actos típicos como el bautizo de un recién nacido de nombre compuesto (e incluido en el santoral, por supuesto) o la regata anual de verano compitiendo con el Bribón (que ya nos ha robado algún título) suele ser siempre el momento que escogen los servicios de inteligencia para arrestar a los mayores narcos. También solemos ir a misa, que es el momento ideal en el que salir de la iglesia, con minúscula para hacer como la Iglesia y entrar en un buen Bar, con mayúscula, a beber, con b.
Aunque unas usen la botella de anís para tocar villancicos, o contraten a Julio Iglesias para amenizar las fiestas y cantar con él a coro, nunca nadie arruinará tan estrepitosamente tales típicas canciones incluso mucho antes de haberse dado al champán.
Sí es cierto que la familia no se elige, que a cada uno le toca una, y anda que íbamos a escoger a la nuestra si nos permitieran escoger, pero Dios inventó a la familia política como método para que no le eches la bronca a él si no te gusta tu familia postiza. Ah... haber escogido bien o haber pedido truco.
He escuchado por ahí que hay familias entran en estado de excepción cuando descubren el pastel de la herencia que dejó la abuela repostera. La postrera voluntad de la señora crea más revuelo que los estigmas que le salían en las manos y las marcas con el pentagrama que salieron en su mesita de noche. Y todo para lo que la pobre pudo dejar. En mi familia, gracias a que nuestros antepasados acumularon títulos suficientes como para repartir equitativamente y de forma más que suficiente a cada uno de los 8 descendientes de cada pareja, no existen tales disputas.
Aunque está claro que hay distintos tipos de familia, y que unas son más nobles y tradicionales que otras, las modernas tampoco serán muy diferentes de estas. Y si es así, adóptenme.

José Mª Sánchez-Werssminer Pérez

28 dic. 2011

3x06 Ja, jaja ja, jajá.


Quizá por lo manido del asunto no sea hoy el día más propicio para hablar de humor. O sí. El humor, según Wikipedia, el DRAE y la Biblia consiste en el arte provocar estertores en mandíbula ajena sin el uso de la “guantá” ni ningún sucedáneo violento. Lo que más me gusta de esta definición es que el Espíritu Santo, o en su defecto el negro que escribió la Biblia, se atreviera a usar el vocablo “guantá” así, como suena.
Lo bonito del humor es que acaba en r, cosa sin la cual no sería lo mismo. Y tras este chiste utilizado para bajar el nivel hasta un punto en el que sólo pueda ascender, me pondré a repasar el panorama actual del humor.
Son bien conocidos los monologuistas, y su afición por hablar de sus penas cuando les dejó su ex, cuando le despidieron en el trabajo o cuando su madre les castigaba por hablar frente al espejo. Pero no nos apiademos de ellos, mientras actúan siempre tienen un cubata en la mano, y los que llevan una botellita de agua para parecer sanos ¡mienten, es vodka! Otros desarrollan el humor negro, cruel y fácil a la par que imaginativa forma para ser odiados por aquellas personas para los que ciertas cosas son sagradas y no se puede hacer humor sobre ellas. Para los indios sería humor negro hacer chistes sobre la muerte de una vaca. Si haces bromas sobre el río Ganges también sería humor negro. O si eres indio. O si bromeas sobre el futuro de ese país.
El humor a veces consiste en tocar los cojones de alguien con las dos manos. El realizador de TVE anoche en la gala del Disco del Año estaba gracioso y se jugó incluso su puesto de trabajo al encadenar el comicísimo video de Arias Navarro anunciando la muerte de Franco, el videoclip del Dúo Dinámico de la canción “Ya llegó el final del verano” y a los payasos de la tele con su “+¿Cómo están ustedes? -Bieeen” Posiblemente tenga que buscar trabajo donde Ana Pastor. La periodista, a la ministra le queda trabajo para rato y para Rato, a no ser que un tecnócrata ponga de ministro a Paco el Pocero.
Pero sin lugar a dudas, el mejor es el Humor Lingüístico, que o bien aprendes a usar la lengua para representar muñecos que tropiecen, o desmonta cualquier frase o palabra para recomponerla. Si ves a las palabras como piezas de Lego, cuando de verdad te harán gracia será cuando las pises descalzo.

Santiago Ñ. Ñíguez.

27 dic. 2011

3x05 Pronostico una X


Andaba hoy por la calle, pensando en escribir un artículo sobre el negro futuro que se nos avecina y preocupado porque no me imagino cómo hacerlo interesante, que llame la atención y que no sea uno más entre tantísimos editoriales y columnas apocalípticos. Ahora que está el PP menos, aunque sólo sea porque hay más periódicos de derechas y hacen referencia al crack que sufriría la economía española si su gobierno no supiera usar las tijeras.
En esas estaba cuando me percaté de que en una de las calles de mi pueblo había una placa conmemorativa alabando las virtudes de un personaje histórico. Nunca antes la había visto, ni sabía que nunca hubiese vivido aquí nadie importante. Falto como estoy de una cámara de fotos o en su defecto de un móvil capaz de echar fotos que se distingan de manchas deformes, intentaré contarles lo que se encontraba en la placa en cuestión.
En la parte superior, y para hacer gala del poco gusto de la clase política por aparecer en este tipo de cosas, aparece el nombre del entonces alcalde, quien nombra hijo predilecto de Rianxo do Percebe a Jack García, viajero del tiempo que vivió entre 1741-1783 y residió en nuestra localidad en los períodos 1915-1935 y 1986-1997. Acto seguido comienzan a exhalar sus virtudes y su trabajo por el reconocimiento del pueblo en otras épocas y lugares... sí, exhalar, por la desgana de alabar lo que ha hecho bien otra persona que encima no puede ni votar al alcalde que lo nombra hijo predilecto porque en el registro civil aparece como “Fallecido desde 1783”.
Esto me hizo pensar en que los viajes temporales, como las meigas, haberlos haylos, sólo que los llevan a cabo personajes que no se preocupan por el resto de la humanidad y les dice cómo salir de la crisis, usar el hidrógeno como combustible eficaz, o simplemente el resultado de la próxima quiniela.
Aunque realmente veo más lógico que estos señores inventores, dotados de una gran visión de futuro, y de pasado, comprendieran que para lo que nos espera, mucho mejor mantenernos en la incertidumbre, para que al menos los más responsables intenten llevar a buen puerto nuestro devenir. Y es que si supiéramos la verdad, ni el anarquista más optimista seguiría pensando que el ser humano es bueno por naturaleza, sino que se precipitaría junto con el resto de la sociedad al fin que nos anunció nuestro Jack García particular.
Personalmente, si me encontrara con uno de estos personajes, más que preguntarle por cuándo volverá a primera el Depor o por mi vida futura, y haciendo un acto caritativo, le pediría que devolviera a Cayetano de Alba a la Edad Media. No solucionaría nada, pero todos saldríamos ganando.

Mario Goti.

26 dic. 2011

3x04 Dualidad de tradiciones


¡Cómo disfruto con que se sigan celebrando las tradiciones navideñas! A cuál peor... Son las pequeñas cosas las que consiguen reunirnos en torno a la candela, porque hay que ver a quién se le ocurrió poner Navidad en estas fechas, con lo a gusto que estaríamos en verano. ¿Cómo olvidarse de las fiestas? Las zambombadas llenan de alegría y alboroto las otrora mustias calles del pueblo. Las zambombas pasan de mano en mano y los vecinos las tocan acompañando así a las panderetas. No sólo es lo entrañable de cantar esas bellas canciones y villancicos de escritos en un idioma anterior a la domesticación del perro, sino que el turrón y el mazapán torna las voces en bellos instrumentos portadores de la vergüenza ajena, los dolores de cabeza y el alcoholismo necesario para olvidar tales alaridos. Las buenas acciones abundan, y es que gala tras gala benéfica se siguen recaudando importantes cantidades de dinero. Los futbolistas de primer nivel, quienes en otras fechan amenazan con huelgas o con irse a otras ligas si le suben el porcentaje del sueldo que va a parar a Hacienda, juegan partidos benéficos en favor de países desfavorecidos y causas tan nobles como el deporte que practican.
Siempre otros tiempos pasados fueron mejores, bueno, menos cuando no. ¿Quién ha quitado a Raphael del especial de RTVE? Podrían haber aprovechado este año que coincide con el 50 aniversario del primer especial de navidad de RTVE de Raphael, titulado “Especial de Navidad de Raphael en TVE Raphael, 50 años de éxitos”. Al menos nos queda Anne Igartiburu y José Mota amenizando la Nochevieja. Para darle emoción será... porque la verdadera tradición es gritar con la tele encendida para hacer ruido, sinónimo en muchas culturas de diversión. Los operarios de las obras ponen cara de disgusto únicamente para aparentar, pero con el martillo pilón se lo pasan estupendamente.
Aunque, sin lugar a dudas, la pérdida de la tradición del aguinaldo ha sido un duro golpe para los que nos gustaría seguir pidiendo casa por casa “la voluntad”. Y mucho más viviendo en Los Remedios, donde mi padre nos contaba a mí y a mis 6 hermanos que las propinas por aquella época no bajaban de las 50 ptas. Así lograría entrar en la casa de esos richachones y redistribuir la riqueza, ya que una vez intenté okupar mi propia habitación, pero cuando me volvía la personalidad ultraconservadora me rendía a las autoridades, dificultando severamente el proceso de colectivización de la propiedad.

José Mª Sánchez-Werssminer Pérez

25 dic. 2011

3x03 Para cenar como un Rey, de bastos.


Los fabricantes de sal de frutas hacen su agosto en diciembre. Y los fabricantes de grúas para levantar a personas de sofás también. Y los de desatascadores para intestinos también.
El ser humano se vuelve absurdamente optimista durante estas fechas. Creemos que alojamos una puerta hacia la cuarta dimensión en nuestro estómago, y que en el caso de chirríen las bisagras, basta con echarle un poco más de vino, para después sujetar la puerta con una cuña de turrón. Si habéis cortado alguna vez turrón del duro sabréis que es así como se fabrica el serrín. Durante estas semanas los dietistas pasan a vestirse de Papá Noel o cartero Real, para reclamar un poco de atención de la que la gula les priva.
No porque esta entrada esté dirigida hacia temas culinarios podemos dejar de hablar del Discurso del Rey, gran película interpretada por Colin Firth y a la que Juan Carlos I ayer no le hizo ningún tipo de guiño. Podía haber ganado puntos con un toque de humor campechano. Al que sí que trinchó bien fue a su yerno. Siendo amables podríamos decir que lo despiezó para congelarlo y enviarlo a Washington en una nevera con paneles. Debería saber su majestad que no por estar lejos la comida podrida deja de oler.
Pero volviendo al tema central, hay que destacar la buena voluntad de todo aquel que cocina para sorprender, deslumbrar y hartar a sus familiares o amigos. A ver para qué. Recientes estudios de la UGR demuestran que tras las dos horas comiendo aperitivos sin parar, el paladar humano se insensibiliza y es el puro acto mecánico de llevar el cubierto a la boca el que nos hace seguir comiendo. El acto mecánico y el hecho de que mientras estamos con la boca llena tenemos excusa para no hablar con nuestros yernos, cuñados, primos y tíos de esos que no nos caen bien que todos tenemos. Puede ser simplemente para prepararnos para disimular el hartazgo provocado por las preguntas “¿Y los estudios cómo te van? ¿Vas a buscarte un trabajito mientras? ¿Aún no tienes novia?” cuando lo que en realidad quieren decir es “El tontolaba este no podría hacer otra cosa que no fuera periodismo, más vale que vaya echando currículos en pizzerías y si no encuentra novia ahora que tiene edad en la que las chicas se emborrachan, no lo hará nunca”.
Y es que en las comidas se respira más falsedad que la que desprende el caviar Hacendado de los canapés rellenos con lonchas transparentes de salmón congelado y otra cosa que nadie sabe que es. Canapés por cierto que todos prueban esperando saborear un manjar, y que provocan una decepción sólo comparable al abrir el regalo de tu amigo invisible.
¿Os hace unas pizzas y cervezas? Os invito, que me tocó vuestro nombre.

Mario Goti.

24 dic. 2011

3x02 Mejor pedir salud (pública y universal)


¿Habéis pensado ya lo que vais a regalarme? Bueno, realmente no me conocéis de nada y os pediría el ticket para poder devolverlo.
Sed sinceros; los regalos que mejor sientan son los que te regalas a ti misma, y mucho más si calmas con chocolate a la vocecilla que te acusa de egoísta.
Deberíamos tener un muñeco-copia para que puedan regalarte ropa que te siente bien. Y es que si la persona que se prueba tu ropa antes de comprarla está más delgada que tú (...la muy...), te verás obligada a descambiarla por otra tallita más. ¿Os habéis fijado? Qué eufemismiador es el ser humano: “Una tallita más me quedaría mejor” cuando ese pantalón te corta la circulación hasta hacerte decir lo de “No siento las piernas”. Sin embargo, decimos “Esto me está MUY ANCHO, buscaré una TAAALLAA más pequeña.
Y luego está el novio de tu hermana mayor, que para dárselas de inteligente y por intentar caer bien te regala un libro. Pero si eres militar, qué intentas aparentar... Para tener el valor suficiente como para regalar un libro/disco de música/película deberías tener la confianza suficiente con una persona como para abrir la nevera de su casa. La confianza o la falta absoluta de vergüenza y respeto. Porque una prenda, si no te gusta, siempre puedes hacerla trapo, pero con un libro no puedes hacer nada, salvo, claro está, que tengas una cabra a la que alimentar.
Y si ya hay un tipo de regalo que me enerva hasta decir basta son los útiles, porque hacían falta, como una libreta de cuadros, un kg de patatas, gel de baño o un recambio para el inhalador, y es que si tanta falta te hacía, esperar a enero es arriesgarse a que te pille la subida del gas, la luz y el agua propia de estas fechas.
Aunque, aún peores son los fallidos, y es que el dios élfico Frey creó los tickets, las devoluciones y a la UCO para poner paz en la tierra. Imaginen que no hubieran podido descambiar el jersey de punto marrón con un reno verde, o el tubo de pintura A-3578 azul cielo claro que le regalaron en lugar del A-3576 que pidió.
Entonces las Navidades serían unas fiestas en las que se discute, las reuniones familiares estarían cargadas de tensión y los más nostálgicos se entristecerían pensando en los que ya no están... y todos sabemos que no es así.

Ana Ramos.

23 dic. 2011

3x01 Regresando cual turrón


Aún me faltan 6h de autobús para llegar a Lugo. Estoy tan destrozado que podría pasar las Navidades en el pueblo este que estamos atravesando ahora mismo... Segovia pone en el cartel.
Para colmo, no puedo distraerme escuchando las noticias, sólo se oyen los gritos de júbilo de los afortunados con el premio de la lotería, la selección de los 10 mejores ____ del año y reportajes sobre el precio del marisco y cómo se ve afectado por el temporal que azota la costa gallega.
Lavincompae qué lejos está Granada, hemos tenido que enseñar ya tres veces el pasaporte.
Pero realmente por lo que me he puesto hoy a escribir es porque en estas fechas quizá algún redactor de un periódico local se tome vacaciones y puedan prestarme su columna, me conformaría con que me contara para las prácticas de Escritura de columnas, una asignatura obligatoria de 2º de periodismo. No os metáis con mi grado, no es nada fácil ajustar los márgenes...
<< “Dame pan y llámame tonto”, dice el dicho, y en el día de hoy esta expresión ha sido llevada a la máxima potencia. Ni Goldman Sachs, ni la OTAN, ni la Comisión Europea de Agricultura habrían escogido a otros ministros. Con esto nos han llamado, si no tontos, esclavos de una tecnocracia. Y la lotería es el pan, que según Jn 17, 1-π “será repartido para saciar por un rato a vuestras famélicas familias de la manera más justa y democrática que ha inventado el señor: Sorteándolo”.
Ah no, que a Carlos Fabra le ha vuelto a tocar algo... Bueno pues cambiemos el dicho a “Dame las migas de pan que te sobren, monta otro aeropuerto y a mí dime lo que te de la gana”>>

Mario Goti

22 dic. 2011

PuntillitasSL 3x00 Presentación Nueva Temporada


Puntillitas S.L. retoma su actividad con una nueva forma. Debido a la crisis, se han provocado unos reajustes de plantilla y la compañía matriz TontelíasYPamplinasEnGenelal nos ha asignado una nueva labor creativa. Ya no nos encargaremos de distribuir los productos asiáticos que os hacían la vida más fácil, sino que os mostraremos las vicisitudes de la vida de unos personajes para seguir ilustrándoos en el camino del puntillismo.
El formato de entrega será también distinto. Durante los períodos vacacionales (y algún especial que se anunciará vía Twitter y Facebook) se publicará diariamente salvo catástrofe un capítulo de esta saga.
Aún así, conocedor de que los fieles seguidores del blog pueden contarse con los dedos de una mano... o los de dos... bueno, que no superan los 23, haré lo posible por que sean capítulos sin demasiados nexos entre sí y que podáis entender uno sin conocer lo acaecido en los anteriores.
Sin más preámbulos, aquí presento a los personajes principales:
  • Mario Goti. Rianxo do percebe (A Coruña) ,19 años. Estudiante de Periodismo en la UGR. Redactor de la columna gastronómica ``Puntillitas al limón´´ del periódico universitario Aula Magna.
  • Santiago Ñ. Ñíguez Villanueva de la Frontera (Cádiz). 20 años. Cómico experimental. Estudiante de CFGS de Técnico de la NASA. Hijo de los dueños de la ferretería “La Puntillita de Armstrong”.
  • Ana Ramos Huesca (Por allí por Aragón o algo de eso). 18 años. Estudiante de Filología y Estudios Élficos. Pintora ocasional de brocha gorda aunque también domina el puntillismo pictórico.
  • José Mª Sánchez-Werssminer Pérez. Sevilla (Pero no Sevilla sin más, sino Miarma Capital). 19 años. Sufre de Doble Personalidad. Zurdo a ratos. Estudiante de Derecho en la US. Afiliado a PACMA. Socio de un club de tauromaquia. Habría que darle la puntilla a él cuando se alegra porque le han dado la puntilla a un toro, y una puntilla para que pueda darle la puntilla a un torero.