20 sept. 2011

Inmersión lingüística a pulmón libre.


Queremos seguir ayudando a todo el mundo a su nueva condición de universitarios, aunque si bien la ocasión anterior iba encaminada a facilitar las distintas adaptaciones a la nueva situación, en la de hoy pretendemos que sigan siendo fieles a algo que les identifica y nos distingue, nos define y nos caracteriza, el acento (Bof, vaya tono el de la entradilla, esperenque cambio la música esta tan triste):
  • Protector de acentos :
    • ¿Va a estudiar usted en una tierra con un marcado acento y teme acabar perdiendo el suyo propio? ¿Le resulta agradable el acento granadino, pero preferiría que se lo quedaran para ellos? ¿Sabe que como se vuelva laísta, en vacaciones le van a llover palos (y va en serio)?
    • Cual planta en peligro de extinción amenazada por un animal en peligro de extinción, su acento se enfrentará día a día con otros, por lo que quizá empiece a adoptar maneras, dejes y frases hechas que enriquecen a la lengua, pero que desplazan al acento de cada uno de manera desleal.
    • Proteja su acento con el Protector de Acentos (me curro menos los nombres que Doraemon). Para que dicho invento funciones, deberá colocárselo en la boca al menos una semana antes de la exposición a otras hablas. Este aparato memoriza los movimientos de la lengua, mandíbula y cuerdas vocales de manera que si usted pretende modificarlos para aclimatarse, éste actúa como tope.
    • Pero quizá el cambio de acento no desaparece el problema. Es posible que no varíe su entonación, pero para la cuestión de la gramática también tenemos la solución. Nada más efectivo que un librazo con la gramática de la RAE del año 77, y el laísmo, loísmo y leísmo desaparecen en un decir “Jezú”.
El Protector de acentos cuesta lo mismo que los peajes de las autopistas por las que llega a su destino. Si lo quiere, llame al 6813213455 y antes de que se le escape (sin querer, por su propio bien) un “miarma”, el catedrático que explica el habla andaluza en un bar de carretera con ruido de camiones de fondo llegará a su puerta con el producto y la factura. Si conoce a alguien que pueda necesitar nuestros artículos no dude en hacer publicidad.
El sábado a eso de la hora en la que el PP pretenda denunciarnos por un programa incorrecto de inmersión lingüística, les ofreceremos las novedades que nos vayan llegando desde China, recordando a quien no le gusten nuestros artículos que siempre tiene la opción no comprarlos.
El catedrático que explica el habla andaluza en un bar de carretera con ruido de camiones de fondo no devuelve cambio. La garantía de nuestros productos dura el tiempo en el que se pega el acento gallego. No nos denuncie ante la EAC (European Accents Community) o le diremos que los andaluces hablan tan bien el inglés como los liverpoolenses el inglés. Que nadie se enfade más de lo preciso, si me conocen, se nota cuando va en broma y cuando con un poco de mala idea/leche/follá, pero me tomo diariamente el Educaciolgrim y a mí, me funciona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario