5 ene. 2012

3x13 Si al final...


Por fin este año se va a acabar el mundo. Una lástima. No sé que hemos hecho, pero realmente nos hemos encargado de cargárnoslo entre todos. Muchos pensarán que si ya no tiene remedio pues nada, al menos intentemos disfrutar de lo que nos queda de medio ambiente, pero no nos queda ni ese medio. Todos sabemos que lo del cambio climático no es más que una paparruchada con la que el sociata de Al Gore quiso sacarse unos cuartos. Así que como nos quedaremos sin recursos, tendremos que cambiar drásticamente de sistema de producción, reducir el consumo y demás consejos que los mayas practicaban sin saber que sería la solución a los problemas que anunciaron.
Sin restarle importancia a la ecología, la humanidad se acabará antes de que eso ocurra. El ser humano es incapaz de producir en un año lo que va a cenar en nochevieja, llevando así a la especie a la lucha por la supervivencia en un escenario cada vez más desolador. Y el que no tenga acciones de Telefónica que cambiar por jamón serrano, que se apañe con una piedra remojada en el río. Está bien que algunos pasen hambre para que otros podamos extender nuestra semilla, siempre habrá gomina para nuestros descendientes.
Que en el 2012 se acabe el mundo nos hace pensar en los proyectos para el futuro que hicimos de manera precipitada. Como las olimpiadas en Madrid, que ya no se van a poder realizar ni aunque el alcalde consorte de Madrid utilizara su influencia en la política mundial y su dominio de idiomas. Teófila Martínez sí que mostrará a todo el mundo (iberoamericano) la labor realizada durante estos 40 años en la capital gaditana.
Imagínense la cara del fabricante de conservas orgulloso de que sus sardinas en escabeche aguantarán sin ningún problema a 2015. Casi na. Pues ala, se las tendrá que comer en breve si no quiere desperdiciarlas. O podría mandarlas en un cohete junto con otros objetos cotidianos en la vida diaria, como un periódico del ABC (para ver que el periodismo está mu mal en España), un formulario estándar para que los extraterrestres conozcan esa maravilla que es la burocracia, y un CD de Pablo Alborán, elegido Mejor Disco en Español del 2011, porque el pop aflamencao es lo que triunfa.
¿Que la profecía es un rollo y que no va a pasar nada? Repasen la última frase del párrafo anterior y piensen realmente si no les gustaría que los mayas acertaran.

José Mª Sánchez-Werssminer Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario