30 oct. 2010

No, si la culpa es mía...

Buenos días a todo el mundo, esperamos que sean buenos de salud, ya que recientemente, la Seguridad Social ha pensado que ya está bien de ser tan solidaria con la gente sin recibir las gracias a cambio, y por eso ha decidido enseñar a todo aquel que se opere de cataratas, hernia o vesícula lo que le cuesta al Estado a través de la denominada “factura en la sombra”. Como nos preocupa seriamente la economía, aunque menos que la salud de la población en general, estos artículos salen a la venta con el objetivo de concienciar no sólo a los usuarios del sistema sanitario público, sino también a los médicos y funcionarios de dicho sistema:

  • “Factura del café en la sombra”:
    • Si como tantos otros, usted ha estado esperando durante al menos una hora a ser atendido, tendrá la posibilidad de presentar este documento denominado como “Factura del café en la sombra”.
    • Ya puestos a ser conscientes de lo que nos cuesta de verdad tener un sistema sanitario, este escrito mostrará al funcionario que necesita una hora para desayunar lo caro que le ha salido al Estado su cafelito con tostadas durante tantos años.
    • Y es que esta factura no deberá ser abonada por dicho trabajador, sino que será meramente informativa.
    • Así como la factura en la sombra original pretende hacer pensar sobre lo que cuesta una operación, por si alguien recapacita sobre su operación de cataratas y considera que ésta puede esperar un poco más, nuestra factura intenta lograr que el descanso sólo dure un espacio de tiempo lógico, y si es posible, que no queden las consultas desatendidas porque los profesionales de la salud aprovechan su tiempo de desayuno para relacionarse con sus compañeros, como ha ocurrido tantas veces.
  • Culpabilitex en jarabe:
    • Hoy volvemos a presentar un producto farmacéutico, se trata del Culpabilitex en jarabe.
    • Este jarabe dota a quien lo toma de la capacidad de hacer sentir a quien desee culpable de cualquier cosa. Está inspirado en la habilidad de las madres y las parejas (de género femenino, habitualmente, y que conste que no es un comentario machista, esto es el reconocimiento de una habilidad única y que puede resultar tremendamente útil).
    • El principio activo de este jarabe es la “culpaesmiaída”, haciendo referencia a la frase: “No, si la culpa es mía”, la cual es el origen del sentimiento de culpabilidad que afecta a la persona con quien se encuentre todo aquel quien tome este jarabe.
    • Así, de esta manera podrá hacer sentir culpable a su vecino del problema del cambio climático, a su jefe de la situación social de Korea del Norte, o a su gato de la chatarra espacial.
    • Debemos advertir de la escasez de este producto ya que la Seguridad Social ha encargado importantes cantidades de este fármaco con el que pretende rociar los folios de las facturas en la sombra para hacer sentir culpables a los que se operen de vesícula…

Estos productos cuestan lo que vale en la cafetería de enfrente de cualquier hospital un café con churros. Si usted los quiere, llame al 6813213455 y antes de que algún funcionario se tome el Culpabilitex y me haga borrar esta entrada, el primer paciente tan desconsiderado que fanfarronea de lo que ha sido capaz de sacarle a las arcas públicas llamará a su puerta con nuestros productos y la factura. Si conoce de alguien que pueda necesitar alguno de estos artículos, no dude en hacer publicidad.

El martes a eso de la hora en la que toca la primera hora de descanso, les ofreceremos las novedades que nos vayan llegando desde China, recordando que, a quien no le gusten nuestros artículos, siempre tiene la opción no comprarlos.

*El primer paciente tan desconsiderado que fanfarronea de lo que ha sido capaz de sacarle a las arcas públicas no devuelve cambio. La garantía de nuestros productos dura el tiempo que tardan los expedientes clínicos en desaparecer. No nos denuncie ante el SAS o nos tomaremos el Culpabilitex y les haremos sentir culpables de que existan los lunes. Que nadie se enfade más de lo preciso, si me conocen, se nota cuando va en broma y cuando con un poco de mala idea/leche/follá, pero me tomo diariamente el Educaciolgrim y a mí, me funciona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario