13 nov. 2010

Ópera, no el navegador.

Hoy tenemos que presentar unos productos destinados a hacer más ameno y mejor organizado uno de los espectáculos que habitualmente están asociados a la élite cultural de la sociedad, la ópera, ya que ellos no se han dado cuenta de algunos aspectos que podrían mejorar tanto la representación, como la aceptación del público y la financiación de las obras:

  • Asientos móviles:
    • Si considera que existe una gran injusticia con la distribución de asientos en las obras teatrales, le invitamos a que piense en la solución que le hemos buscado a este problema.
    • Considere la opción de que los sillones del teatro se vayan moviendo, de manera que todo el público pase por todas las posiciones, y así no haya ninguna discriminación con el pobre al que le toque la butaca situada en la esquina más alejada del escenario, y el cual encima tiene sentado delante a un jugador de baloncesto peinado a lo afro.
    • Nosotros nos encargaríamos de instalar estos asientos, combatiendo así tal injusticia.
  • Anuncios Operísticos:
    • Aunque cueste creerlo, aún hay una pantalla que no ha sido usada por Nike ni la empresa de refrescos cuyo logo es su nombre en blanco sobre un fondo rojo para hacer publicidad.
    • Es la pantalla que “sobretitulan” el guión traducido de las óperas, que permanece vacío durante los descansos, la cual hace que mientras se desarrolla la ópera intentemos hacer un cursillo acelerado de italiano.
    • Como la idea ha sido nuestra, se tendrá que poner en contacto con nosotros para anunciar su empresa en este espacio, sabiendo que por supuesto habrá una cuña publicitaria de Puntillitas SL, El Rancho Cortesano, Déjate Guiar y Happy Boys.
  • Avances Teatrales:
    • Puede que la falta de anuncios en la ópera sea una estrategia destinada a no popularizar este género, o un modo de que no sea únicamente un espectáculo donde prime el dinero, pero está claro que el éxito sería mayor si se publicitaran un poco más.
    • Por ejemplo, desde aquí podremos proveer de cantantes y actores que aprovechen los descansos para promocionar otras obras, claro está, cantando los avances teatrales.

Estos productos cuestan lo mismo que la entrada a un ensayo general, mucho menos de lo que te cuesta un minibocadillo en el ambigú. Si usted los quiere, llame al 6813213455 y antes de que el que pone los rótulos se despiste y deje descolocado a todo aquel que no sepa hablar italiano, los humillados cantantes que sólo tienen que decir: “Sí”, quedando muy, muy mal, llamarán a su puerta con nuestros productos y la factura. Si conoce de alguien que pueda necesitar alguno de estos artículos, no dude en hacer publicidad.

El martes a eso de la hora en la que el acaben de aplaudir a los actores de la Traviatta de la actuación de anoche, les ofreceremos las novedades que nos vayan llegando desde China, recordando que, a quien no le gusten nuestros artículos, siempre tiene la opción no comprarlos.

* Los humillados cantantes que sólo tienen que decir: “Sí”, quedando muy, muy mal no devuelve cambio. La garantía de nuestros productos dura el tiempo que tarda el telón en caer. No nos denuncie ante ADESO (Asociación De Espectadores Sordos de Ópera) o le diremos que usted seguía cantando las piezas de la obra por la calle haciendo que le piten los oídos al compositor. Que nadie se enfade más de lo preciso, si me conocen, se nota cuando va en broma y cuando con un poco de mala idea/leche/follá, pero me tomo diariamente el Educaciolgrim y a mí, me funciona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario